Skip to content

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la observación online? ¿Cuáles son los issues éticos asociados a la observación online?

26 febrero, 2014

Por: Genesis J. Ruiz, Iris Deoleo, Harold Díaz,  Leonel Ortiz, Jennifer S. Fernández, Leila Casas Ruiz, Joshua E. Maldonado y Hector Torres

Según la lectura Observation of Online Communities: A Discussion of Online and Offline Observer Roles in Studying Development, Cooperation and Coordination in an Open Source Software Environment por Nørskov y Rask (2011), la observación online tiene una serie de ventajas y desventajas según el nivel a que el investigador se involucra. Una de estas ventajas es que al observar los “textos” con los cuales las personas se comunican, se podría encontrar información sobre los procesos referentes al trabajo y al ámbito profesional de las comunidades cibernéticas además de que se pueden obviar las distancias de tiempo y espacio entre observador (o investigador) y el observado. Sin embargo, al mundo del internet ser tan interactivo, hay que poner atención al tema de en qué  medida el investigador puede quedar involucrado en el campo del observado. También hay que poner atención a cómo se comportan los observados al saber que están siendo observados, una desventaja que comprometería la veracidad de la investigación. (Nørskov & Rask 2011).

Según Nørskov y Rask, en la observación online hay varios tipos de observaciones (o roles) que el investigador podría asumir. El investigador podría utilizar la observación de tipo “participante-completo” para hacerse pasar como miembro del grupo observado y así evitar que los observados se comporten de forma diferente al saber que están siendo observados. Sin embargo, esto ocasionaría “issues” éticos  ya que el observador no está siendo honesto sobre su identidad  y su rol como participante pudiera afectar los resultados. Por otro lado, los problemas éticos se podrían superar si el investigador usa la observación de tipo participante-como-observador, pero esta superación se dá a cambio de poner en riesgo los resultados dado que podría participar más de lo que observa o identificarse demasiado con los participantes y perder su propósito u objetividad.  En cuanto a la observación tipo observador–como-participante, se podría decir que goza de las ventajas de que los observados podrían estar más animados a hablar con un extraño y de que el observador como tal no tiene el riesgo de volverse “nativo”. Sin embargo tiene la desventaja de que podrían surgir malentendidos con la información. El rol del observador completo, también mantiene una distancia entre el observador y lo observado pero puede llevar a malentendidos y a que el observador refleje sus prejuicios en los resultados o hacer una interpretación “etnocéntrica”. (Nørskov & Rask 2011).

Estos autores concluyen  que la observación online tiene la ventaja de proveer data que puede ser archivada y separarse de la interpretación pero tiene la desventaja de no tener bastante credibilidad y no ser bastante exacta cuando se interpreta. Por esto la observación offline debe usarse en conjunto con la online para balancear todos estos aspectos sin reducir la objetividad de la investigación.

Anuncios
39 comentarios leave one →
  1. 27 febrero, 2014 11:28 pm

    ¿Alguien sabe cuáles son las disposiciones de CIPSHI (http://graduados.uprrp.edu/cipshi/ ) con respecto a la observación online?

    • waytozeus permalink
      28 febrero, 2014 8:59 am

      Explícitamente no hay nada que hable sobre la “observación online” (o al menos yo no vi nada). Si se menciona algo en el apartado de “consentimiento informado” acerca de una disposición sobre investigaciones en internet que requiere que en el documento de consentimiento se incluya la siguiente advertencia:

      «La información que maneje en la computadora que utilice puede ser intervenida o revisada por terceras personas. Estas personas pueden ser personas con acceso legítimo o ilegítimo a la computadora y su contenido como un familiar, patrono, intrusos o piratas informáticos (“hackers”), etc. Además, en la computadora que utilice puede quedar registro de la información que acceda o envíe por Internet.» (http://graduados.uprrp.edu/cipshi/consentimiento_informado.htm)

      Claro no existe seguridad impenetrable no en el mundo físico y mucho menos en el mundo digital, pero especialmente en éste último que requiere de conocimientos precisos de como proteger la data en sí (encrypción) y a través de que vías se transfiere esa data (vías seguras o encryptadas). Pero esta advertencia tampoco hace una referencia directa a lo que sería un procedimiento puntual o protocolario sobre la obtención de data a través de la observación en línea.

      Quizás dada la tendencia al anonimato que va desde los sitios web como: páginas, foros, chats, listas de mails no propias, etc. Hasta los individuos que generalmente (y por predeterminación) asumen una forma anónima en estos sitios. Así que el riesgo que podría asumir cualquier investigación para estos sujetos podría ser mínimo y por tanto ser aplicable para algún tipo de exención en el CIPSHI. En todo caso el investigador cuyo método de investigación se limite a la observación en línea solo tendría que asegurarse de tomar medidas extras para mantener y reforzar dicho anonimato. Claro un estudio (dependiendo del tipo) basado solamente en la observación online podría ser cuestionada sobre su validez empírica y es por eso que Nørskov & Rask (2011) también recomiendan como complemento “observaciones offline” (físicas o directas).

      Por otra parte, aunque no se haya hecho mención explícita sobre la “observación online”, no podríamos pensar que un investigador/a (o “persona que conduce y dirige un estudio, y que tiene la responsabilidad primaria de una investigación”) que trabaja con seres humanos (o “individuos vivos del cual un investigador/a, ya sea profesional o estudiante que conduce una investigación obtiene información a través de intervención o interacción con el individuo, o información privada identificable) está exento de tomar las medidas éticas y protocolarias que son necesarias para cualquier tipo de investigación científica válida.

  2. jsfernandez38 permalink
    28 febrero, 2014 10:51 am

    Estoy de acuerdo con mi compañero. Aunque sea el investigador conduzca una observación online, no está eximido de dirigirse por los código de ética. Según el código de ética de la APA, el primer tipo de observación de la que nos hablannlos autores (observación completa participante) entraría en una clara violación. Ya que el Statement 5.01 nos habla sobre como el psicólogo no debe hacer declaraciones falsas en cuanlquier tipo de media y en este tipo de observación el psicológico probablemente tenga que mentir sobre su identidad para mezclarse entre los sujetos. También entraría en violación con los Statements 3.01 y 8.02 donde se indica que el psicólogo debe dar un documento de consentimiento informado donde se hable del proposito, duración, procedimientos, participación voluntaria, consecuencias, beneficios y limites de la investigación. El Principio C (Integridad), tambié está siendo violado. Lo que quiero decir es que, en comparación con la observación offline, la observación online DEBE regirse por los mismos parametros éticos. Así queben cuestión de limitaciones éticas, pienso que serian las mismas de la observación online y por consiguiente no habría diferencia.

  3. 28 febrero, 2014 7:46 pm

    Yo, considero que las diferencias entre la investigación con observación cara a cara y la observación online es muy diferente.Cierto es que el investigador se rige por los canones eticos de la disciplina psicológica y viola cada uno de los statements presentados por Jenniffer, pero ademas viola la protección a personas marginadas o desventajadas.Como serian las personas embarazadas, menores de edad, personas de muy escasos recursos economicos y personas en instituciones carcelarias.

    El que la entrevista se haga via online limita grandemente que el entrevistador se asegure que el entrevistado no pertenezca a estos sectores , que según la ética necesitan ser mas protejidos. Por ejemplo una mujer embarazada no necesariamente de a conocer que esta embarazada si solo se le ve la cara y no indica que esta embarazada, mas aun por que no conoce que esta siendo parte de una investigación.Las personas menores de edad son otro ejemplo que no necesariamente reflejen su condición o personas de muy escasos recursos, aun cuando el entrevistador se de cuenta que eticamente debe proveerle protección a estos grupos.El entrevistador posee las herramientas online para minimizar cualquier posible impacto emocional a estos sujetos que ni siquiera conocen si son parte de una investigación? Las limitaciones de los medios online proveerían grandes limitaciones en el tipo de entrevista participante completo, por ello difiero al respecto con jennifer.

  4. 28 febrero, 2014 8:01 pm

    Yo, entiendo que los problemas éticos con relación a la investigación online dependen mucho primeramente del tipo de observación, que se haga, aunque estoy de acuerdo con Harold , que la entrevista online de participante completo puede conllevar problemas éticos adicionales a la entrevista offline tradicional.Coincido con Jennifer en que la mayoría de las entrevistas online , no conllevan problemas éticos diferentes al método de entrevista regular.
    Las entrevistas online podrían ser de alguna u otra forma maneras de llevar a cabo por ejemplo la entrevista observador completo con personas que estén en instituciones penitenciarias podrían ser oportunidades para estudiar esta población tomando las debidas precauciones éticas al hacerle llegar el consentimiento informado y explicárselo tal vez por la red o llamarlo. En este sentido los malentendidos se mantendrían a un nivel mínimo y se minimizaría cualquier problema ético relevante.

    Iris De oleo

  5. 28 febrero, 2014 8:15 pm

    Comprendo la posición que acabas de exponer, sin embargo aun tomando ciertas precauciones para protejer a los participantes en la investigación. Los cánones de ética especifican que en el caso que la información, que se necesite obtener, este relacionada con la sociedad en la que vive un sujeto donde su grupo podría ver como una ofensa el que se divulge información sensitiva como lo es el caso de los presidiarios, se debería hacer un consentimiento a la comunidad.

    La incapacidad de pedir el consentimiento a la comunidad por los medios online dejan de manifiesto , la importancia de las entrevistas online y cara a cara en su conjunto, por que ciertamente la reunión con la comunidad caería en modos propios de la entrevista cara a cara.

    Harold Diaz

    • jsfernandez38 permalink
      28 febrero, 2014 8:25 pm

      El consentimiento puede pedirse de manera online. Puede enviarse por e-mail y el observado puede responder. Solo que en el caso del observador completo participante esto no se haría. Por eso este tipo de observación tiene tantas limitaciones. Pero en las demas si se podría. Pero estoy de acuerdo con los autores de que la observación online debe darse balanceadamente con la offline.

      Jennifer S. Fernandez

      • 4 marzo, 2014 9:43 pm

        Había comentado en un post que al parecer no salió, que un aspecto muy importante el es consentimiento informado en el cuál se especifica al investigado el modo en que se hacen las observaciones en la investigación, al igual que se especifica cómo se va a manejar la información que se recolecta durante la información, de este modo el investigado tiene el beneficio de acceder o no a participar en la investigación. En cuanto a las ventajas o desventajas de la observación online, creo que todo depende del objeto de estudio o el enfoque que se le quiera brindar a la investigación si conviene o no utilizar el método de la observación “online”.

        De este mismo modo quería compartir una página de internet donde están varios códigos de éticas de distintas asociaciones psicológicas en cuanto a los récords obtenidos en las distintas asociaciones.

        http://www.zurinstitute.com/ethicsofrecordkeeping.html

        • 4 marzo, 2014 11:32 pm

          Claro esta que en la mayoría de la investigación de la psicología la entrevista con observador participante completo online no se da.Se dan otra clases de entrevistas en las cuales se puede dar el consentimiento informado.Pero en el caso de específicamente esta clase de entrevista como se debería proceder eticamente?

          Harold Diaz

  6. 28 febrero, 2014 8:32 pm

    Las investigaciones se dan en términos generales tomando las precauciones necesarias antes de hacerla para cumplir los objetivos de la misma.El hecho de que la entrevista online en las cárceles sea eticamente mas difícil de sobrellevar, no lleva a la conclusión de la superioridad al respecto de las entrevistas regulares sobre las online.Las entrevistas tradicionales conllevan también limitaciones, que tomando accion sobre ellos se puede mantener un alto grado de validez.

    Al igual la entrevista online tiene sus limitaciones y se hacen los arreglos pertinentes para que funcione de una forma ética y valida.La utilización de investigaciones en las cárceles no se dan muy a menudo , por los problemas éticos que pueden conllevar, sin embargo todavía continúan haciéndose, tomándose las debidas precauciones.Al igual que se podría hacer en la entrevista online pidiéndose permiso al departamento de corrección y pidiendo de los tribunales un recurso especial para que la información no se pueda dar a nadie, ni siquiera con orden judicial para protejer la total confidencialidad del entrevistado online. Claro esta que estos recursos son excepcionales, sin embargo las nuevas formas de tecnología nos permiten una variedad de cosas que no habíamos pensado y atemperar nuestros protocolos en relación a la ley es un principio loable y/o defendible.

    Iris De oleo

  7. 28 febrero, 2014 9:58 pm

    Entiendo que se debe tomar en consideración o conocer todos los códigos de ética pertinentes en torno a las observaciones. De igual forma, el investigador o entrevistador, se debe remitir a lecturas que le permitan conocer los diferentes tipos de observación, que se justen a su objeto de estudio. Ello le permitiría llevar a cabo las observaciones de manera adecuada manteniendo en cuenta los códigos de ética requeridos.

  8. 3 marzo, 2014 10:50 pm

    La clave de la conversación creo que estriba a que cánones éticos en especifico se puede remitirla observación online tomando en cuenta que este es relativamente un nuevo centro de investigación en la psicología social.

    Harold Diaz

    • 4 marzo, 2014 8:31 pm

      creo que se debe tener un codigo de ética bastante extenso con respecto a las entrevistas online. Ello se debe a que ponemos deducir que dicho tipo de entrevistas será el que abundara y por ende, debemos tener un código de ética sólido para proteger hasta donde sea posible al entrevistado.

  9. jsfernandez38 permalink
    4 marzo, 2014 8:36 pm

    Lo que si hay que reconocer es el hecho de que la observación online es lo único que podemos usar para observar lo que sucede en el mundo virtual. Con todas sus ventajas y desventajas. Claro está, siempre dejandose llevar por la ética del respectivo país u organización.

    Jennifer S. Fernandez

  10. 4 marzo, 2014 11:27 pm

    Me llama la atención de lo que dijo jennifer dando por sentado las grandes inquietudes que puede conllevar el establecer un código de ética según el país.Por cual canon ético en el país debería regirse el psicólogo por el país en el cual reside el psicólogo o por el país donde reside el participante de la investigación en el caso de un investigador y participante de países diferentes.Yo creo que se debería basar en los cánones éticos del país del participante para velar por su protección y bienestar sobre todo.

    Iris De oleo Rodriguez

  11. 4 marzo, 2014 11:38 pm

    La protección del participante en la investigacion claro esta deberia ser primordial en la investigación, pero mas que ello se deberían crear canones éticos que equilibren la practica investigativa del país del investigador y los investigadores en el país del entrevistado.Creo que no seria sencillo crearlo por que supone la disposición de todos los investigadores, pero así se minimizan las diferencias culturales y la falta de exactitud a la hora de analizar los datos en una investigación con investigador y participante de distinto país.

    Harold Diaz

  12. 5 marzo, 2014 10:50 am

    Yo pienso que aunque CIPSHI te autorice un certificado no es seguro que la información de los participantes este segura. Pienso que es algo productivo para los investigadores, pero una desventaja para el participante. Ya que esto no autoriza la seguridad de la información del mismo.

    • 5 marzo, 2014 2:17 pm

      Estoy de acuerdo con lo que senalas, Marlene , siguiendo tu linea de pensamiento se deberian crear canones de etica especificos para este tipo de entrevista como indique anteriormente? y si se dan estos canones de etica considerarian etico, que sea para el participante desventajosoparticipar en una investigacion online y en el caso de la fuga de la informacion seria enteramente culpa del investigador.Yo considero que el investigador debe asumir toda al culpa de la fuga de informacion de la investiagacion a terceros y que el centro de los canones eticos , que se deben crear deben ser protejer mas que nada al participante de la investigacion, estando de acuerod tambien con la expresion de Iris.

      Harold Diaz

      • 6 marzo, 2014 1:38 am

        Pienso que aunque debería caer casi toda la responsabilidad sobre una posible fuga de información.Se podría hacer firmar electronicamente al entrevistado de las medidas que se tomaran para preservar la confidencialidad de la información y en el caso que la misma se pierda.La responsabilidad por lo anterior seria compartida y se evitarían problemas a la misma vez que se proteje al entrevistado.

        Iris De Oleo

  13. 5 marzo, 2014 12:13 pm

    No creo favorable que los principios del Código de Ética que aplican a la observación cara a cara, sean los mismos que la observación “online”. Este último tipo de observación es un asunto muy complicado que debería ser regulado tomando en cuenta todas sus implicaciones. Es justo reconocer que así como el investigador incurre en asumir una falsa identidad, de igual forma los usuarios son partícipes de este fenómeno. Así, como defensa ante cualquier acusación, el investigador podría ampararse en el hecho de que la persona a quien se le debe “respetar” en realidad no existe, pues su interacción dentro de los diferentes espacios cibernéticos era protagonizada con una falsa identidad.

  14. 5 marzo, 2014 2:11 pm

    Temiendo en cuenta que el participante de la investigacion proveera informacion util y que sera de importancia para aumentar el conocimiento de la disciplina psicologica. Considero inaceptable ,que se pueda considerar a un participante de la inestigacion como inexistente.Esto podria reflejar no un objetivo por protejer al participante, sino una tendencia a protejer al investigador y esto s, segun CIPSHI es antietico.La identidad de un sujeto en un proceso d entrevista mantiene cuando menos una identidad difuminada por los distintos espacios ciberneticos, segun los recientes debates de la personalidad en el espacio cibernetico del cual la profesora misma a participado.

    Iris De oleo

  15. jsfernandez38 permalink
    5 marzo, 2014 3:24 pm

    Estoy de acuerdo con Iris. Esto abre la polémica de que Código de Ética seguir. Habría que indagar mas en cómo sería posible tratar de omogenizar los códigos o tratar de llegar a un acuerdo. Según como yo lo veo, el investigador debería seguir el código de ética de su país en conjunto con el del país del observado. Si hay puntos contrarios en ambos códigos, represantaría un grave obstáculo. Eso si. En cuyo caso pienso que sería mejor no hacer la observación online.

    Por Jennfier Fernandez

  16. 9 marzo, 2014 2:33 pm

    Les dejo una observación por si puede aportar al debate:
    Algunos ejemplos de observación online podrían ser: observación de una página pública, como la que utilizó Nicole para su tesis (ASH), versus una página con acceso limitado como sería observar el contenido de publicaciones en Facebook, donde la mayoría de los perfiles son privados. ¿Qué diferencias en cuanto a la metodología, aspectos éticos, entre otros, podrían identificar en ambos contextos?

    ~Agnes

    • 10 marzo, 2014 9:17 pm

      Esto nos devuelve a los debates de los público vs. lo privado. ¿Lo que determina si es público o privado debe ser la intención o el lugar? ¿Es algo público aunque la persona lo suponia como privado?

      *Preguntas abiertas*

      • 11 marzo, 2014 8:00 pm

        Yo, creo que la observación online, debería estar circunscrita tanto a la intención como al lugar. Algunos lugares como paginas de internet establecen directamente , que su información puede ser utilizada por la pagina.No creo como un problema , que se establezca en facebook por ejemplo que este sujeto puede ser parte de una investigación y crear los protocolos para que el investigador proteja la privacidad absoluta de datos que puedan reconocer a la persona en general.

    • 10 marzo, 2014 10:23 pm

      Contestando a tus observaciones Agnes, podemos ver como el CIPSHI tuvo problemas para aceptar la propuesta de Nicole con respecto al contenido de la página pública, simplemente por el hecho de que era un grupo de suicidio. Sin embargo, te acuerdas cuando nos aprobaron rápidamente nuestra propuesta sobre las páginas que estaríamos analizando de cementerios virtuales? La pregunta es, hubiéramos corrido la misma suerte si fuéramos a observar páginas de facebook, o sea, analizar los comentarios, fotos, etc.? No lo creo. Traería más aspectos éticos que se estarían cuestionando para la protección no solo de las personas que publican el contenido, sino también la protección del investigador. Con respecto a la metodología, será cuestionada de igual forma. Actualmente el CIPSHI está más exigente con las investigaciones a realizarse … tanto es así que hay que incluir hasta los flyers (si es el caso) que se van a utilizar para reclutar participantes (por ejemplo), junto con la información específica de donde se van a poner o distribuir, y porqué específicamente se escogen esos participantes.. etc. No me extrañaría que al CIPSHI le cause muchas preguntas el que un investigador quisiera observar contenido de páginas de facebook, sea el contenido público o privado. Qué le garantiza al CIPSHI que no crearás un perfil y añadirás a una persona para ver su espacio? .. creo que ya ahí deja de ser un espacio privado, y se convierte en uno público.

  17. 10 marzo, 2014 10:56 am

    Me llama la atención conocer cómo el Código de Ética aplicaría, si es que aplica, en la observación de perfiles privados. Luego de la explicación de Nicole sobre el Código de Ética sobre paginas abiertas y públicas, pude rescatar que no presenta gran daño (lo que no significa que sea totalmente aceptable) si el investigador no interviene de forma directa con alguno de los usuarios. Pero, en una página privada se debe contactar al usuario de forma directa para así tener acceso a su información.

    • jsfernandez38 permalink
      10 marzo, 2014 11:18 pm

      Entiendo que si un observador utiliza los perfiles de facebook como quiera debe pedir consentimiento (segun se estipula en el Codigo de Etica de la APA). Claro esta, si el investigador no va a tener contacto con la persona y no va a divulgar ningun tipo de informacion que lo vaya a identificar, entonces creo que no habria ningun problema. al igual que como no lo hubo con el proyecto de Nicole. Sin embargo, si el sujeto tiene su pagina de perfil muy privada que no se pueda ver nada por personas que no conoce; entonces habria que pedirle permiso, naturalmente. La diferencia entre el proyecto de Nicole y uno que involucre a facebook raya en la cantida de informacion perosnal que se encuentra en facebook. Segun tengo entendido, la pagina de alt. holiday. suicide. no brindaba mucha informacion sobre el usuario. (Puedo equivocarme). Facebook, por otro lado, contiene el nombre de la persona, su fecha de nacimiento, donde vive, etc. Por esto hay que tener mas cuidado. de hecho, en el articulo “Best Practices for an Online World”
      (http://www.apamonitor-digital.org/apamonitor/201402?folio=57#pg9 ) se habla precisamente de esto. habla de como los psicologos debemos tener mucho cuidado con las redes sociales porque no es una comunicacion u observacion unidireccional. El sujeto tambien podria saber cosas del psicologo y, segun el articulo, el psicologo deberia ser bien cauteloso con estas cosas hasta que la APA saque unas guias sobre como los psicologos pueden usar las redes sociales en especifico.

      Jennnifer S. Fernandez

  18. 11 marzo, 2014 8:39 am

    Desde mi perspectiva no hay garantía de la información que se recopila en el sentido de la muestra que se va a investiga, porque no se puede comprobar que los participantes cumpla con los requisitos de la muestra. Dando así una probabilidad de una muestra contaminada. Sin embargo al ser aceptado por el CIPSHI genera una controversia acerca de las prioridades ¿Qué es más importante? Las probabilidades de una investigación con horizontes más amplios o la garantía de una privacidad y confidencialidad de los datos obtenidos.

  19. 12 marzo, 2014 11:19 am

    Me atrevo a decir que en la mayoría de los casos, el fin de la investigación va a pesar más sobre los asuntos de privacidad y confidencialidad, esto desde el interés del investigador. Es más favorable manejar a su conveniencia estos últimos criterios y así poder acercarse a lo que desea obtener de su estudio. Los asuntos de ética siempre estarán presentes, mas esto no quita que el investigador ose de manejarlos a su favor.

    • 12 marzo, 2014 7:36 pm

      La investigación de este tipo a mi entender nunca debe estar por encima del participante de la investigación.Si en ciertas clases de investigacion online no se puede cumplir con los criterios de respeto y justicia por ejemplo a la privacidad del participante.La academia debe crear los canones eticos necesarios para que se proteja al participante y si no ocurre, no realizar la investigación, los canones de ética nunca deben ser secundarios , sino lo primordial de cualquier investigación en nuestra disciplina.

      • 12 marzo, 2014 10:31 pm

        Estoy en acuerdo con Harold. Para que se pueda efectuar una investigación con los elementos del código de ética como debe ser en toda ocasión, el investigador debe tener presente al participante en todo momento. El código de ética es implementado para que se pueda trabajar a favor del participante de tal manera que no perjudique a este, al investigador ni a la investigación. El detalle con una observación online es en efecto el issue de como trabajarlo sin violentar el código de ética implementado y dicho ya anteriormente. Claro, depende del objetivo y propósito de la investigación que ha de llevarse a cabo. Sin embargo, como antes mencionado, existe el detalle de que parte de la información obtenida puede estar comprometida ya que no existe una seguridad en si sobre que puede ser cierto o no de parte del participante. La privacidad y la confidencialidad si son bases que siempre deben ser prioritarios en una investigación, sin embargo, los cánones éticos no deben caer secundarios, tal y como Harold menciono.

        Génesis Ruiz

  20. jsfernandez38 permalink
    12 marzo, 2014 10:42 pm

    Tambien estoy de acuerdo con Harold. La Investigación nunca debería por encima de los participantes. Eso implicaría irresponsabilidad por parte del investigador. Los códigos de ética existen precisamente para proteger al participante de errores que se han cometido en el pasado. Si nos vamos por la linea de Jeanna, estaría bien hablar sobre la información de una persona y publicarla en una investigación. Y yo estoy muy seguro que eso a nadie le gustaría.
    En el pasado han ocurrido cosas inpensables por investigadores que ponian la investigación por encima del participante. Las investigaciones tienen muchas repercusiones (sociales, legales, ambientales, culturales, etc.) y si se violara la privacidad del paciente podría incurrir en repercusiones emocionales que pongan en peligro la vida de esa persona.

  21. 22 octubre, 2014 6:08 pm

    To begin, the contrast between the practice of triangulation and crystallization come from several main points. First, as Richardson (1997), as cited by Moral (2006) mentions, an objective reality can never be entirely captured. We can only do our best to use multiple methodologies, empirical materials; perspectives and observation arrive at a representation that is as accurate as possible. In data collection in triangulation this means, for example, using multiple means of data collection in order to verify the detected patterns (Rodríguez, 2005). However, crystallization arrives at this representation through various points of view, acknowledging each point of view as providing important input in the understanding of a phenomenon. However, a key difference between the two methodologies is that triangulation uses multiple reflected realities simultaneously whereas crystallization uses these sequentially. However, each attempts to capture a view of reality that is, by nature, subjective.

    Validity is another underlying issue that guides this debate. In my opinion, there is higher validity utilizing a methodology like crystallization because it enables the use of multiple perspectives and materials to add to the valid representation and understanding of a given phenomenon. This is the goal of validity in qualitative research as stated in the article, “pueden y deben integrarse en diseños multimedos que mejorarán tanto la validez como la fiabilidad de las investigaciones sociales” (Moral, 2006, p. 152).

    The idea presented above is confirmed by examining validity in a new way in terms of authenticity. The idea of crystallization helps carry out this view of validity by promoting elements of authenticity the article mentions. These are: Justice and impartibility, critical intelligence, action and practice, and openness (showing the process we went through to get a certain result). Crystallization achieves this by providing multiple viewpoints with the understanding that there is no single one “truth.”

    Lastly, in my opinion, crystallization has an advantage over triangulation in providing a means of action research, or creating change through the work we do. This is especially important in research that is directed toward social and educational change (p. 153). I believe that this advantage exists because, again, of the multiple perspectives and viewpoints that can be provided through crystallization. When we can see the views that various participants have and all the angles on the object of study, it helps us to connect theory with practice to create this type of change.

    References:

    Moral Santaella, C. (2006). Criterios de validez en la investigación cualitativa. Revista de investigación educativa RIE, 21 (1), 147-164.
    Rodríguez Ruiz, O. (2005). La Triangulación como Estrategia de Investigación en Ciencias Sociales. Revista de Investigación en Gestión de la Innovación y Tecnología. LA I+D QUE TENEMOS. Número 31, 1-12. http://www.madrimasd.org/revista/revista31/tribuna/tribuna2.asp

  22. 16 noviembre, 2014 10:20 pm

    Las diferencias entre las observaciones offline y las online radica en gran medida en el rol que asume el investigador para con el fenómeno bajo estudio. Nørskov y Rask (2011) señalan que podemos distinguir entre cuatro posiciones que permiten distintos niveles de control de su identidad y anonimidad entre el investigador y los investigados: participante completo, participante como observador, observador como participante y observador completo. El participante completo asume un rol de investigador al hacerse miembro de la comunidad que desea estudiar pero sin notificar su identidad real (de investigador). Esto se hace para evitar influenciar la conducta de la persona bajo observación al saber que está siendo observada. Esta técnica ofrece datos más confiables pues las interpretaciones están más cercanas de la realidad del entorno. Sin embargo, al observador introducirse en la comunidad corre el peligro de convertirse en parte de esta, por lo tanto, perdiendo su posición como observador. Esto a su vez, levanta críticas sobre cuán ético es dicho procedimiento en el que las personas bajo estudio no han ofrecido su consentimiento. El participante como observador notifica de su rol como observador mientras, simultáneamente, es parte del grupo. Por otro lado, el observador como participante establece una relación con sus sujetos bajo estudio pero esta se limita a aspectos específicos de la investigación. En ambos casos puede ser sumamente difícil establecer cuáles serán los límites de la interacción observador-participante así como la influencia del investigador en el entorno. A medida que disminuye la interacción del observador con los observados, disminuye también la confianza en los datos recogidos pues las interpretaciones se prestan cada vez más a constituir malos entendidos. Finalmente, tenemos el rol de observador completo, el cual evita influenciar las actividades que pretende estudiar al mantenerse fuera de las interacciones. Aunque este tipo de observación puede conllevar mayores riesgos de mal entendidos, la confianza aumenta en la medida que la presencia del observador se mantiene invisible y no se interactúa con los observados.
    Nørskov y Rask (2011) proponen que los casos con mayor riesgo de mal entendido sean compensados al introducir técnicas de recogida de datos offline como entrevistas cara-a-cara, llamadas telefónicas, asistencia a reuniones, entre otras. Esto le brinda al investigador la oportunidad de aclarar aspectos de las comunicaciones online y recoger datos adicionales sobre las personalidades, identidades y características de las personas bajo estudio. Esto introduce nuevamente el problema de la influencia del investigador en las interacciones o actividades que se pretenden estudiar. Esta influencia podría disminuirse al realizar las observaciones offline posterior a las online. Un problema que no se resolvería en roles como el del observador completo es el relacionado a los cambios en el sujeto observado por el simple conocimiento de la existencia del investigador. Los autores aconsejan, por lo tanto, unir distintas técnicas de recogida de datos tanto offline como online. Los datos online pueden incluir formas que dependan de distintos roles del observador desde análisis de correos electrónicos hasta participación en conferencias por Skype. Asimismo, los datos offline pueden obtenerse de asistir a reuniones donde el investigador sólo observe o de entrevistas cara-a-cara, por mencionar algunos ejemplos.
    Claro está, ninguna investigación es perfecta y aunque pudiéramos imaginar un escenario ideal en el que se compensen por todas las posibles limitaciones, realizar un estudio de semejante magnitud sería poco factible. A mi entender, lo que todo investigador debe tener presente, son precisamente las limitaciones de su estudio. Esto permite incluir estrategias para compensar por ellas y comunicarlas a otros investigadores para que las trabajen, ya sea mediante la replicación del estudio o utilizando otro diseño. Después de todo, estas tareas son una parte central de la ciencia, la comunicación de resultados y replicación de experimentos, con sus pros y contras.

    -Dimayra Rivera

  23. 30 noviembre, 2014 8:23 pm

    Primero que todo debo aclarar que soy nuevo en las discusiones sobre estos temas. Es por eso que me aventuraré a formular preguntas más que aseveraciones. La noción de observación parece plantear de entrada un problema metodológico. Sobre todo si se considera observar “comunidades virtuales” intentando establecer equivalencias con los estudios de campo. Las complicaciones metodológicas que presentan los cuatro tipos de observador son inherentes a cualquier estudio de campo, pero cabe preguntarse por qué se hace ese tipo de acercamientos a un espacio que se formula y se produce de manera tan distinta. La premisa de que “faltan señales sociales” o de que “faltan encuentros físicos” me hizo preguntarme si realmente “faltan”, o si el espacio virtual se produce bajo una premisa distinta de lo que es “la presencia” y “lo social”. Ciertamente no veo la conexión entre mi forma de ver lo virtual y la investigación, con lo que los autores presentan. Más que dificultades éticas veo problemas metodológicos y de concepto. Me pregunto si se puede investigar los OSS a partir de desarrollos consolidados, y trazar la ruta a la inversa mediante el registro de las interacciones, en lugar de pretender “observar” las interacciones.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: