Saltar al contenido

Issues éticos en la investigación online

23 julio, 2014

Esta entrada retoma una discusión anterior sobre  la investigación online.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la observación online? ¿Cuáles son los issues éticos asociados a la observación online? Se utilizará como punto de partida el artículo: Observation of Online Communities: A Discussion of Online and Offline Observer Roles in Studying Development, Cooperation and Coordination in an Open Source Software Environment por Sladjana V. Nørskov & Morten Rask, http://www.qualitative-research.net/index.php/fqs/article/view/1567/3225

También pueden identificar otros asuntos éticos que sean relevantes y traerlos a la discusión.

Anuncios
11 comentarios leave one →
  1. 18 septiembre, 2014 9:00 am

    If one of the objectives of qualitative research is to understand at a more profound level the, “relationships in culture and systems” (Nørskov, Sladjana V. & Rask, Morten, 2011) then examining the advantages and disadvantages of conducting qualitative research in online communities is essential. This is especially so given the diverse and widespread prevalence and use of such communities; such as in chat rooms, Wikipedia, and online ordering sites like as Amazon or Netflix.

    The ability to better understand power relations, work culture, production and cooperation are several advantages of researching these communities, such as through observations to carry out grounded theory or an ethnography. However, disadvantages include the degree to which the observer is anonymous or unknown to the fellow participants in the online community. The degree to which the observer is overt or covert (know vs. unknown) to the community may affect the participants’ responses within the community; thus affecting the quality of the data collected. Of course this depends on the intentions of the researcher and whether or not he or she wishes to keep the observations structured or unstructured; structured being more quantitative and formal or unstructured, meaning more quanlitative and permitting more freedom in the categories of data collected (Nørskov, Sladjana V. & Rask, Morten, 2011).

    Ethical concerns are immediately apparent open examining the researcher’s behavior online. For example, is it ethical for a researcher to be carrying out research in online communities without the consent of the participants in that community? This would not be permitted in face-to-face communication. Furthermore, to what extend does the researcher “go native” and take on the beliefs of the culture (online community) that he or she is studying? In other words, is the researcher’s objectivity compromised and is this okay or not? Lastly, ethical concerns in the collection of data must be taken into consideration because there is lack of ability to clarify statements, as is possible in interviews or focus groups or other in-person data collection methods. Furthermore, body language, tone of voice and facial expressions are lacking in such research. Although there are emoticons that can be examined, they don’t provide a complete picture. Is it ethical for me to report finding when these elements are lacking? Triangulation, as mentioned in the article, may be a way to strengthen these limitations in data collection.

    Finally, it is my belief that despite these faults, research into online communities is needed. However, I believe that transparency in our finding is required. It is important to report in our findings what the limitations are so the reader is aware of them; for example, if we only observed one online community we may be only obtaining one point of view. Nevertheless, researcher into online communities is vital and I believe it will be continually on the rise.

    Reference:

    Nørskov, Sladjana V. & Rask, Morten (2011). Observation of Online Communities: A Discussion of Online and Offline Observer Roles in Studying Development, Cooperation and Coordination in an Open Source Software Environment [55 paragraphs]. Forum Qualitative Sozialforschung / Forum: Qualitative Social Research, 12(3), Art. 5,
    http://nbn-resolving.de/urn:nbn:de:0114-fqs110358.

  2. 1 diciembre, 2014 5:03 pm

    Los estudios realizados a través del internet nos permiten de forma rápida exponernos a un mayor número de audiencia. La tendencia de utilizar este medio como fuente de búsqueda de información y de interaccionar por la gran mayoría de la población nos brinda la oportunidad de tener acceso a este público. A este punto se han ido regulando el uso de este medio para llevar a cabo estudios de investigación adoptando las técnicas utilizadas fuera de este medio (Stewart, 200; Domínguez, et al., 2007). Los que nos brinda la oportunidad de regular los procedimientos vigilando por obtener la mejor información. Los issues relativos a los tipos de observación (forma estructura o no-estructurada) posible con esta modalidad se han ido discutiendo. Cada vez se pueden utilizar más herramientas para observar características de las conductas de los usuarios de los medios del internet, tanto visuales, de textos como de participación en los grupos que participan. Tambien estos procedimientos de la obtencion d el ainformacion nos ayuda a tener una cantificacion mas rapida de algunos comportamientos que pueden ser registrados como numero de veces que participa o tematicas discutidas.
    La consideración del rol como observador que ha de desempeñar el investigador es algo que debe tener muy en cuenta al momento de decidir los datos que debe obtener y como validar la adquisición de los mismos. Una combinación del nivel de participación podría ser lo mas recomendable ya que no estaría totalmente fuera de la observación directa ni totalmente presente que podría sesgar la participación de los sujetos de estudio. Esto lo que conlleva a la aplicación de técnicas de observación que le ayuden a registrar lo necesario para validar la obtención de información. También la consideración de aspectos que las personas puedan preferir discutir cara a cara versus medios electrónicos nos puede llevar a tener una combinación de métodos de recopilación de información.

  3. 20 febrero, 2015 5:55 pm

    Mientras leía el trabajo de Sladjana V. Nørskov & Morten Rask pensaba en mi experiencia como instructor en-línea y cómo iba identificando lo que se mencionó en el artículo con lo que viví en una institución de educación superior o pos-secundaria.

    Lo primero que conecté con mi experiencia fue el asunto de la identidad de los participantes/estudiantes. Como mencioné, tuve la oportunidad de ser instructor en-línea, pero también he tenido la oportunidad de dar cursos de manera presencial, e inclusive los he dado de manera mixta. ¿Qué tienen en común o qué caracteriza a los estudiantes de una modalidad vs los de las demás? Les aseguro que puedo contestar mucho mejor esa pregunta mientras más presencial sean los cursos. En definitiva, y según mi experiencia, pude recoger más información que me ayude a describir o caracterizar a los estudiantes, y por ende a atribuirle ciertos sentidos de identidad.

    De hecho, si hablamos solamente de nacionalidades- como ejemplo de una “identidad”- en la modalidad en-línea es cuanta mayor diferencia de nacionalidades tuve entre mis estudiantes. De todas formas, es cuando menos pude precisar quién pertenecía o se identificaba con qué grupo. Tuvimos foros, wikis, mensajería, entre otras herramientas para identificarlos, pero de igual manera no obtuve información suficiente como para poder atribuirles alguna identidad “consistente”. Por otro lado, en la modalidad presencial estuve presente frente a los/las estudiantes y esto me permitió recopilar mucha información que no era posible con las herramientas que tenía disponible en-línea. Los gestos corporales, detalles de tonos en su voz, miradas que logramos captar en breves segundos, entre otros asuntos, son de esa información a la que me refiero. ¿Se podrá resolver lo que digo con una llamada por Skype? Por último, en la modalidad mixta importó tanto lo presencial, que inclusive lo digital se dejó de lado porque, parafraseando a una estudiante, “si estamos aquí presentes, ¿para qué necesito algo que me quita lo que me da el curso en vivo y en persona?”.

    De todo lo que he dicho podríamos sacar muchos cuestionamientos. ¿Qué es la identidad? ¿Existe una identidad estable o consistente de manera absoluta? ¿Lo visual no podrá resolverse con mayor enfoque en herramientas técnicas?, entre otras. Sin embargo, lo corto aquí porque va más allá de mi propósito en el comentario.

    Sladjana V. Nørskov y Morten Rask mencionaron que resulta mucho más fácil observar de manera “en-línea” o online. Creo que tienen razón. Me tomó mucho más trabajo estar presente en una sesión presencial que en una online. Por otro lado, también mencionaron que la mejor riqueza llegaría de mezclar lo presencial con lo online. En mi única oportunidad que tuve, la modalidad mixta, no ocurrió así. Como mencioné anteriormente, lo online se dejó de lado porque ya los estudiantes sentían que obtenían una experiencia que les proveía completa satisfacción con sus expectativas sobre el curso. No es que diga que no creo en lo que dicen los autores, pues entiendo que hablan de tendencias. En mi caso simplemente no fue así.

    Por otro lado, también estoy de acuerdo con el pensamiento de Sladjana V. Nørskov y Morten Rask cuando mencionan que online pueden haber más oportunidades para malinterpretar las observaciones, y aquí el asunto de los “issues” éticos. Podríamos hablar por medio de un chat sincrónico e igual no recopilas toda la información posible que lo que obtienes de una conversación en persona o cara-a-cara. Tal vez habría que trabajar con la suma de distintos medios tecnológicos para obtener una mejor interpretación de, por ejemplo, la identidad de una persona. Por lo tanto, si nos dejamos llevar por uno o pocos medios tecnológicos, ¿es posible obtener información confiable sobre una persona en la investigación en general o como instructores online? ¿Es importante tener información de la persona fuera de lo que nos proveen las herramientas tecnológicas? La respuesta dependerá del contexto.

  4. 3 marzo, 2015 2:28 pm

    Es la primera vez que leo sobre la observación online. En primer lugar, y antes de hacer la lectura me pareció un poco ilógico. Me pregunté cómo se podría llevar a cabo una versión online de la observación. Al fin y al cabo, la observación intenta estudiar los objetos de investigación tal como están en su ambiente natural. Además, a través de la observación se intentan contestar varias preguntas sobre el objeto de estudio: ¿cómo?, ¿por qué?, ¿qué elementos influyen?, entre otras. Es por esta razón que me pregunto: ¿lo digital es el ambiente natural de qué exactamente?, ¿cómo se observa ese qué en el internet? ¿cómo es observación natural si el objeto de estudio no se está observando, si no un rastro del mismo? ¿No se abandona el ambiente natural al recurrir a la investigación online? ¿No se pierde información en el proceso? Más allá de asuntos éticos, me enfoco en asuntos conceptuales del método de investigación que aquí se presenta.

    Entendiendo que el propósito de la investigación es lo que dirige la selección del método de estudio decido leer el artículo para entender a qué se refieren los autores con el término de observación online. Luego de leer el artículo, lo primero que pienso es que lo descrito aquí no es observación, si no un análisis del texto que se recopila. ¿Cuál es la diferencia entre lo propuesto aquí y un análisis de texto o de contenido? No me parece observación ya que, aunque los autores quieran justificarlo, el internet o una plataforma digital que sostenga el texto no conforma el ambiente natural de la interacción que se propone estudiar. Este método no da espacio a ver cómo la persona reacciona, cómo escribe, cuántas veces borra o edita lo que escribe, cuán seguro se proyecta, qué relación tiene con el resto de las personas en el grupo, entre otras conductas que proveen información sobre la interacción social detrás del texto en un mensaje grupal. Entiendo que esta es la razón por la que los autores encontraron dificultades para obtener información completa sobre la interacción y tuvieron que recurrir a otras técnicas como la observación y entrevistas.

    Por otro lado, el internet es un fenómeno que se ha insertado en todo aspecto de nuestras vidas. Me parece que una buena aportación de este artículo es el hecho de tomar en consideración el aspecto digital de la vida cotidiana al estudiar la interacción de alguna comunidad o grupo particular. Entiendo que este artículo logra promover el uso de métodos mixtos (aunque no sea este el fin de los autores) para poder lograr una profundidad que un sólo método no ofrece. Me parece que lo que logran los autores es realizar un estudio con métodos mixtos (observación, entrevista y análisis de texto) para profundizar sobre su objetivo de estudio y disminuir los inconvenientes en el mismo (como lo son los malos entendidos que surgen de utilizar una sola técnica).

  5. 28 abril, 2015 12:34 am

    Al leer el artículo sobre la Observación Online, pude recordar la anécdota de una amiga sobre su hermana. Mi amiga me cuenta que su hermana, que para entonces tenía 14 años, parecía tener dos personalidades diferentes: una presencial y otra cibernética. La personalidad presencial de su hermana era una que proyectaba mucha timidez. Su hermana apenas tenía amigos y amigas. Estaba sola todo el tiempo y no tenía una vida social muy activa. No obstante, su hermana parecía ser otra persona en las redes sociales. Usualmente se proyectaba como una persona segura, simpática y divertida. Esto provocaba que tuviese muchos amigos y seguidores virtuales. Según mi amiga me describe, al parecer su hermana había creado un mundo virtual donde podía satisfacer sus necesidades sociales a pesar de que en la realidad ésta no era capaz de entablar una conversación con personas no familiares.

    Entiendo que como describe el artículo, la observación online facilita obtener información valiosa ahorrándoles tiempo y accesibilidad. En otras palabras, la data está disponible online para ser accedida en cualquier momento. El internet se ha convertido en parte esencial nuestras vidas. Éste contiene mucha información almacenada que podría utilizarse (y está siendo utilizada) para explicar fenómenos y tendencias actuales. Hoy en día es muy típico estar sometido a sondeos que procuran descubrir desde cuál es la música y las películas más populares hasta cuales son los lugares más visitados por las personas. Muchas redes sociales colectan información sobre las tendencias de sus miembros y disponen de ella, en muchos de los casos sin el consentimiento de los mismos, lo que podría ser considerado como un problema ético. Cuando ocurren observaciones online sin que las personas estén conscientes de que están siendo objeto de estudio hay unas implicaciones éticas. No obstante, el saberlo influencia el desempeño de éstos en estas plataformas cibernéticas.

    Cuando hablamos de observación online, ciertamente existen algunas limitaciones que complican el proceso de observación. Empezando por el hecho de que el los datos no están siendo obtenido por medio de la observación en su contexto natural como bien señala el artículo al igual que Ethel. Como el caso de la hermana de mi amiga, las plataformas cibernéticas ofrecen un espacio artificial en donde las personas pueden crear personalidades que no responden a su realidad. Esto no quiere decir que la investigación online debe de parar, sino lo contrario. Existe una necesidad de que se hagan más estudios relacionado al internet. Sin embargo, creo que éstos serían mucho más efectivos si son acompañados con interacciones cara a cara para obtener una mayor comprensión de los datos y los fenómenos. Según el artículo, las observaciones que eran acompañadas por interacciones cara a cara brindaron mayor claridad a los observadores ya que las interacciones presenciales proveyeron información valiosa. Eso es debido a la ayuda que brinda el lenguaje corporal, la modulación del tono de la voz y las expresiones faciales, entre otras cosas, que no puede ser obtenida online.

  6. 30 abril, 2015 11:39 am

    Vivimos en la era cibernética, donde en mi opinión el no utilizar el internet como herramienta se convierte más en un elemento negativo que positivo. Según Sladjana V. Nørskov & Morten Rask son varios los elementos que hay que tomar en consideración para estudiar cuan efectiva es la investigación online: que se pretende investigar, que aportaciones se pueden sustraer de las comunidades virtuales, como esto remite a la investigación cualitativa y que implicaciones tienen las mismas entre otras
    En términos de ventajas para mí el que mayor peso tiene es el alcance que se puede lograr a través del internet es ilimitado y los temas que se pueden explorar son ilimitados. Ahora entre las desventajas principales, nos planteamos ¿cómo sabemos que toda la data recopilada mediante la observación es pertinente? Otra desventaja que nos menciona el artículo y encuentro preocupantes es el desconocimiento del otro en cuanto a su participación en un experimento. En adición como se medía allí el rol del observador ¿acaso este se está insertando en estos mundos virtuales de manera que sea su mirada particular la que prevalezca? ¿Cómo hay un control de esto? Y por último y en mi opinión lo más preocupante ¿qué certeza se tiene sobre la metodología utilizada para examinar lo observado?
    Opinó que como investigadores hay que intentar “formalizar” más aun la investigación online, de manera que la misma se pueda llevar a cabo de manera ética y responsable. Entiendo que de estructurarse este recurso las posibilidades serian infinitas.

  7. 30 abril, 2015 12:58 pm

    En una era en la que vivimos, a diario, atados a aparatos electrónicos, al gran mundo de las redes sociales y a los espacios cibernéticos en general, parecería totalmente formidable y acertado llevar a cabo investigaciones de forma online. Entre las grandes ventajas de utilizar el internet como recurso para llevar a cabo investigaciones, se encuentra el hecho de que la investigación puede tener un mayor alcance respecto a la disponibilidad de los sujetos al mismo tiempo que la diversidad de estos sujetos es mayor. Esto de inicio hace contraste con las investigaciones cara a cara. No podemos olvidar que en una sociedad en la que el tiempo apremia, estos factores mencionados nos llevarían a inclinarnos más hacia investigaciones online.

    El tema que nos compete es en relación a la observación online la cual se distingue de la observación participativa o cara a cara. Vale resaltar que la observación dentro de la investigación tiene como propósito primordial observar, valga la redundancia, a los sujetos en un contexto particular. Por medio de la observación el investigador pretende alejarse objetivamente del sujeto que está siendo observado, un aspecto que de entrada sabemos que no es del todo posible, y su propósito es describir aquello que ha decidido observar. Sin embargo, a pesar de que estoy muy de acuerdo con utilizar el ciberespacio como recurso en el campo de las investigaciones, no me queda del todo claro cómo es que por medio de una pantalla el investigador será capaz de observar al sujeto. En todo caso se podría observar aquello que el sujeto deja entrever en un espacio particular pero que en definición no es todo lo que quizás podríamos observar por medio de la interacción cara a cara.

    Como bien nos indican los autores del artículo y como he mencionado en otras entradas, lo importante es no ver estos métodos como competentes. En todo caso la riqueza de una investigación podría estar en el uso de ambas modalidades, la versión offline que nos permite claramente observar al sujeto en su estado natural, incluyendo aspectos corporales que se nos escapan en la versión online, mientras que en la observación online podemos acceder a información que los participantes no necesariamente expresan fuera de estos medios y que además forman parte del contexto natural del sujeto. Por tanto, siempre que el sujeto ha pasado a ser un internauta sería imprescindible atender las problemáticas que se suscitan en estos espacios.

  8. 30 abril, 2015 1:07 pm

    En cuanto a los issues éticos la observación online permite una mayor confidencialidad de los sujetos a ser observados, puesto que no existe una interacción personal entre el sujeto y el investigador. Por otra parte, la generalización respecto a este tipo de estudios debe realizarse con sumo cuidado y tenemos que tener en cuenta qué factores estamos dejando fuera del proceso de observación antes de llegar a cualquier tipo de conclusiones. Partiendo de la premisa de que no tenemos la certeza de que la información que proveen los participantes son del todo confiables y que es más complicado saber de qué población estamos hablando, por la gran variedad de personas que tendrían acceso a la investigación. Por decir así no tenemos la certeza de que los participantes de este tipo de investigación sean en sí los que necesitamos para la muestra. Existen muchas más probabilidades de que los sujetos puedan mal interpretar los criterios de excisión o que aún entendiéndolos participen de la investigación sin cumplir con los requisitos. Son factores que también podrían pasar en el aspecto cara a cara pero de entrada los espacios cibernéticas se prestan más para prácticas incorrectas en la investigación.

  9. 30 abril, 2015 1:08 pm

    criterios de exclusión*

  10. 1 mayo, 2015 11:31 pm

    So, research has taken a hit. Ever since the debut of the World Wide Web, the social context in which we human beings once lived, has changed drastically and within a short time period. Now, formally called Computer Mediated Communucations (CMC), cyberspace, the virtual world, and online social networks, are considered communities with languages, rules, and specific interactions, which all take place online, mirroring physical societies. This specific and diverse way of interacting has gained the interest of the sciences to move research methods and techniques, that are specifically geared towards studying, analyzing, and experiencing cultures as intimately or closely as possible, to online adventures. CMC has been studied extensively and from various perspectives, therefore incorporates a variety of methods like ethnographic accounts, analysis of intra-organizational networks, electronic surveys, and observing online texts etc.

    With the standardization of the CMC filed comes a new development in the technological area as well. Now softwares are being developed to interact with online data in very different ways and on complex levels. The article specifically mentions the OSS (Open Source Software) phenomenon, which is very new in its field, but has been promising in asisitng in “large-scale cooperative efforts through peer production of information, knowledge and culture”, made possible by the Internet and making virtual communities a natural setting.

    Benefits of online observations are as many as their disadvantages. Imagine the possibilities of online interactions and research applications. Understanding the dynamics within the various online relationships and how those produce certain behaviors that maintain the community, is a job for ethnographers and more recently coined, netnographers.

    However, where the disadvantages may start to come in at, is the complexity of the behaviors of the observer and of the participant within the study and out of the study, as well as between one another. The observer can be known to the participants or not (overt or covert), affecing the participants’ responses within the community and eventually the quality of your data. But the above complexities aren’t the initial features in conducting your study, all of this depends on the intentions of the researcher and the style of methods that best suit their objectives.

    Within all of these questions, decisions, and justifying, in order to design a clear study, leaves the question of ethics lingering, due to the many directions one can obtain, analyze, interpret, and divulge data, makes me very skeptical about the confidentiality of participation/identity, the safe keeping of my possibly very intimate and personal responses, the emotional professionalism and moral judgment to be able to take on diferemt roles within one setting etc. I sincerely believe that the thin line between misinterpretation on an online community can cause more damage than good for that population. Further research needs to be done among more sensitive themed online groups.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: